Seleccionar página

Las flores y las plantas son frecuentes en los tanatorios y otros lugares donde presentamos nuestras condolencias ante los fallecidos y sus familias, así como en los cementerios donde descansan nuestros seres queridos.

Y en todos ellos, así como en todos los arreglos florales tales como ramos de rosas, coronas o centros, es frecuente encontrar tonos verdes. Algunos son enteramente verdes, y puede que nos hagamos las siguientes preguntas. ¿Por qué todas llevan el color verde? ¿Por qué el verde es el elemento común?

Lo que dice la psicología del color verde

Hay numerosos estudios sobre el color que demuestran las propiedades del verde. Se sabe desde hace tiempo que es una frecuencia visual que refleja optimismo incluso en momentos de gran tristeza. El color verde alegra la vista y el alma de quien se encuentra rodeado de él, y también habla sobre el descanso.

El verde nos ayuda a combatir la tristeza y a que el optimismo aflore, y bien puede ser la razón principal por la que lo usamos en nuestros adornos florales. Especialmente aquellos que, como en los tanatorios, se ven rodeados de momentos duros y de pena por los seres queridos que ya no estarán presentes.

El color verde relaja

Además, los claros del verde, al igual que los del azul, son tonos relajantes que nos ayudan a calmar los ánimos en situaciones difíciles y dolorosas en las que aflora la fatiga y los nervios. El verde nos ayuda a tranquilizarnos en estos momentos tan complicados de nuestras vidas.

Es notable cómo nuestros ancestros ya conocían estas implicaciones en el color y lo usaban mucho antes de que hubiese estudios al respecto.

El verde es el color de la vida

Además de la parte puramente psicológica, que hemos colocado arriba por ser muy importante, el verde es el color de la vida. Es el color de la naturaleza, de los árboles y de su frondosidad. De las selvas, bosques, montes, pero también de los arrecifes y muchos ríos y mares.

El oxígeno de la atmósfera que hoy tenemos la suerte de respirar fue colocado ahí durante los primeros dos mil millones de años de la vida en la Tierra gracias a las cianobacterias, las bacterias verdeazuladas. Estas dieron su color a los helechos y al resto de plantas que hoy forman la base de la existencia tal y como la conocemos. La cadena trófica de la que formamos parte nace y tiene su base en el verde de las plantas y la vegetación, sin la cual no podríamos subsistir.

El verde es el color básico del que cualquier planta está formada. De sus raíces a sus tallos, y hasta de la savia que recorre su interior. Es, como decían los griegos, el icor de la vida, la sangre de los dioses de la que brotaba todo lo demás.

El el color de la existencia y de la cercanía. Y del futuro. Imposible, por tanto, que falte en un tanatorio, donde más falta hace. No es casualidad que nuestros cementerios estén rodeados de árboles y frondosidad en la medida de lo posible.

¿Por qué retiramos parte del verde para colocar otros colores?

Siendo un color tan relevante en estos momentos duros, muchos pueden preguntarse por qué no se hacen coronas que solo usen tonos verdes. Y sin duda las hay, como puede verse en nuestra corona de laurel. Pero la vida no está formada solo por el verde, aunque toda flor comience su vida con ese color.

Además, las coronas funerarias –y lo mismo puede aplicarse a los centros y a los ramos– son un modo de recordar a los fallecidos. Como tal, se usan como medio de mantener vivos aquellos sentimientos y recuerdos que inspiraron en vida, cada uno de los cuales tiene su representación floral específica.

Cada flor y color tiene un significado con el que podemos aportar personalización a nuestra corona. El verde, color del que no nos olvidamos, aporta armonía. Y sirve de hilo conductor para el resto de colores y flores de las composiciones florales.

Aportar un tono de verde durante nuestros días en los tanatorios nos transmite una relativa tranquilidad, calma, optimismo, e incluso ilusión. Son un modo de conectar este evento tan natural con el resto de la existencia, así como de dar nuestro pésame a la familia de una forma bonita y elegante.

Es por eso por el que siempre hay algo de verde en las coronas de flores.

Imágenes | Cerif, BkrmadtyaKarki, oom_endro, cocoparisienne