Seleccionar página

Todos sabemos que a los difuntos se les entierra en ataúdes, pero no todo el mundo conoce el motivo. Desde siempre, las personas han tratado de encontrar la forma de mantener en las mejores condiciones el cuerpo de sus familiares más queridos y, para ello, se utilizan los diferentes tipos de ataúd.

En qué se diferencia un ataúd de un féretro

Aunque pueden ser confundidos y habitualmente se hable de ellos de forma indistinta, existe una gran diferencia entre ataúd y féretro.

La característica común es que ambos tienen como utilidad introducir a los fallecidos para el entierro o cremación.

En cuanto a las diferencias, podemos encontrar:

  1. La forma. El ataúd tiene forma hexagonal, terminan en punta y la zona inferior, donde se ubican los pies, es más estrecha que la zona superior, destinada a los hombros. En cambio, el féretro es totalmente rectangular.
  2. La tapa. La tapa entera cuyo uso es únicamente para introducir al fallecido es típica de los ataúdes, mientras que el féretro dispone de una tapa dividida en dos cuya parte superior puede abrirse para que los familiares vean al difunto.
  3. Los materiales. Aunque la madera es el material más utilizado en ambos casos, para el féretro existen opciones de metal o fibra de vidrio. Además, este último suele tener un forro acolchado.

Aunque los ataúdes siguen siendo utilizados en algunas partes del mundo, han sido sustituidos en gran parte por los féretros. No obstante, ambas opciones son posibles y ofrecen multitud de opciones, normalmente decoradas con adornos florales funerarios.

Tipos de ataúd

Existen diferentes tipos de ataúd según el material de fabricación, el color, etc. Además, determinar cuánto cuesta un ataúd de madera va a estar relacionado con la calidad y tipo de madera y las características adicionales del mismo.

Los tipos de ataúd más comunes son:

  1. Madera contrachapada prensada cubierta con tela.
  2. Laminados, cubiertos de laminado de madera dura.
  3. Madera enchapada.
  4. Acero.
  5. Madera maciza, como el ataúd de roble o nogal.
  6. Cobre o bronce.
  7. Ecológico, realizado de materiales que se descomponen fácilmente.

Además de los materiales, también podremos pensar en el color que nos gustaría que tuviera, teniendo opciones como el ataúd blanco.

Cómo elegir el ataúd adecuado para un ser querido

Aunque la pérdida de un familiar es dolorosa, elegir el ataúd adecuado es una decisión importante.

Habrá que tener en cuenta aspectos como la personalidad del difunto o el presupuesto máximo a la hora de elegir material o personalización, así como las coronas funerarias.

Algunas características populares son la apertura parcial para ver al ser querido, las telas de revestimiento bordadas y los adornos exteriores.

 

En el momento de la muerte de un familiar, es importante saber cómo elegir el ataúd adecuado. Para ello, debemos conocer las diferencias entre ataúd y féretro, sobre todo en uso, materiales y características. Además, existen diferentes tipos de ataúd en función, principalmente, de los distintos materiales disponibles pero también de otras características como el revestimiento o el color. En esta importante elección es bueno pensar en los gustos del fallecido para ofrecerle una despedida adecuada.