Seleccionar página

Aunque todavía se sabe muy poco acerca del significado de los sueños, los psicólogos advierten rasgos comunes cuando en ellos aparecen personas que ya no están entre nosotros; soñar con un familiar muerto admite varias interpretaciones, pero todas giran en torno a las mismas ideas.

Qué puede significar soñar con alguien que está muerto

Protección, añoranza, cambios, replanteamiento sobre la propia vida… son algunos de los ejemplos de sentimientos que se manifiestan cuando soñamos con algún ser querido que ya falleció: que la muerte aparezca en nuestros sueños suele significar que estamos atravesando un periodo de transición de una etapa vital a otra.

Existe una explicación científica sobre las emociones asociadas a los sueños: cuando soñamos, se produce una consolidación de los recuerdos que almacenamos en el hipotálamo, es decir, la memoria a corto plazo se imprime en la región del cerebro que almacena la memoria a largo plazo.

Las emociones van asociadas a los recuerdos del hipotálamo, y surgen en el proceso de consolidación que sucede durante el sueño: al soñar con un familiar muerto y verlo vivo, estamos sintiendo una emoción asociada a un recuerdo.

¿Y qué sentimos al soñar con un familiar muerto? Echarle de menos o seguir sintiendo su aliento protector sobre nosotros es lo más común, pero también podríamos sentir miedo: al fin y al cabo, la muerte es tan inexorable como aterradora.

Soñar con un familiar fallecido: ¿cómo lo puedes interpretar?

Es bastante común soñar con tu padre fallecido y hablar con él durante el sueño: de alguna forma, estás teniendo un diálogo contigo mismo, y puede deberse a que haya aspectos en tu vida que no encajan y que desearías cambiar.

En general, si sueñas con algún familiar que ya murió y en el sueño ves que está vivo, solo significa que recuerdas su protección y te sigues sintiendo amparado por él; este sentimiento de protección también guarda relación con una reflexión sobre el camino que has adoptado en tu vida.

En cambio, soñar con que se muere un ser querido que está vivo, normalmente responde a un mecanismo de advertencia: tu subconsciente te está avisando de que hay ciertos aspectos en tu relación con esa persona que necesitas resolver.

También puede ocurrir que sueñes con algún antepasado que no has conocido: esto puede denotar un sentimiento de haber perdido el rumbo en la vida. De alguna manera, tu mente busca recalibrar tu brújula interior volviendo a tus raíces.

A grandes rasgos, lo que significa soñar con alguien que está muerto es, por un lado, que le echamos de menos, tanto a él como al poso de buenos recuerdos que hemos almacenado durante su vida; por otro lado, quizá nos estemos replanteando nuestro rumbo en la vida.

Cuando sueñas con un familiar que ya ha fallecido, en realidad tu mente está manifestando su añoranza, y que te sigues sintiendo protegido por esa persona: no es algo de lo que debas avergonzarte, y siempre podrás honrarle visitando su sepultura, dejando unas flores y teniendo unos minutos de intimidad con su recuerdo.

Desde Flores Tanatorio esperamos haberte ayudado.