Seleccionar página

Aunque todo el mundo ha oído hablar del testamento, no todo el mundo conoce qué es y cómo hacer testamento vital. Si es tu caso, sigue leyendo. 

Qué es el testamento vital

El testamento vital, llamado también instrucciones previas o voluntades anticipadas, es un documento en el que se recoge por escrito la voluntad de una persona en relación con los tratamientos médicos a los que desea o no someterse, así como su elección para cuando llegue el momento de su defunción. 

Su utilidad está en la manifestación por adelantado de ciertos aspectos por si, en un futuro, se perdiera la capacidad de decisión debido a una enfermedad.   

Qué contiene un testamento vital

El testamento vital no contiene aspectos económicos ni relativos a bienes. Sin embargo,  podrá contener:

  1. Cuidados o tratamientos que quieres o no recibir. Por ejemplo, si no quieres tratamientos paliativos o calmantes o ciertas intervenciones quirúrgicas.
  2. La posibilidad o no de someter tu cuerpo a tratamientos experimentales.
  3. El deseo o no de recibir asistencia religiosa.
  4. Si se prefiere entierro o incineración tras el fallecimiento. 
  5. Donación del cuerpo a la ciencia o donación de órganos.
  6. Designación de representante ante los médicos para el caso de que se pierda la capacidad de decisión o habla.
  7. Cualquier otro detalle. Por ejemplo, las flores que querrías llevar el día de tu entierro. 

No podrán solicitarse al personal médico prácticas ilegales o contrarias a las buenas prácticas clínicas. 

Cuándo y cómo se puede realizar

Aunque el testamento vital está regulado por Decreto Ley desde el año 2007, las Comunidades Autónomas son las que se encargan elaborar sus propias normas legales y gestionarlo mediante formularios y modelos disponibles para los ciudadanos. Así que si te preguntabas cómo hacer un testamento vital en España, la respuesta dependerá del lugar en el que residas. 

Para poder realizar un testamento debes cumplir los siguientes requisitos:

  1. Ser mayor de edad o estar emancipado.
  2. Estar en pleno uso de las facultades mentales.
  3. Realizarlo de forma libre y sin coacciones.
  4. Hacerlo por escrito

Si cumples los requisitos, cómo hacer testamento vital es muy sencillo. Existen tres formas para ello:

  1. Escritura pública ante notario. Es la forma más rápida, aunque también la más cara. 
  2. Documento privado ante tres testigos. Estos testigos deberán firmar el escrito y dos de ellos no podrán ser padre, hijo, tío o sobrino ni tener relación económica con la persona que hace el testamento vital.
  3. Ante el personal del registro de la Comunidad Autónoma.  

Aunque no todas estas formas son posibles en todas las comunidades autónomas, sí que habrá que realizar otro paso en todas ellas: registrar la declaración en el Registro de Voluntades Anticipadas o de Instrucciones Anticipadas de la comunidad donde se resida

El testamento vital se podrá solicitar en cualquier momento de la vida adulta mientras se conserven las facultades mentales y se podrá revocar posteriormente. 

 

El testamento vital es un documento que recoge las preferencias en relación con la asistencia sanitaria y al fallecimiento. Habrá que cumplir unos requisitos y cumplir el procedimiento que regula la Comunidad Autónoma de residencia. Flores Tanatorio M40