Seleccionar página

Posiblemente más de una vez te hayas preguntado qué es un epitafio y qué relación tiene con la tumba y los sepulcros en el mundo fúnebre. Los epitafios seguramente lo hayas podido observar en cementerios de todo el mundo, pues están presentes en las tumbas, lápidas y sepulcros de cualquier camposanto, ya sea con una característica o filosófica frase que defina al fallecido, o con un solemne y respetuoso “Descanse en paz”.

Qué es el epitafio

El epitafio es una pequeña dedicatoria que se recoge en las lápidas de los cementerios. El significado del epitafio y su principal objetivo es conmemorar la vida del fallecido a través de una frase corta (reflexiones sobre la vida y la muerte, logros o hazañas logradas en vida, citas de los textos santos, frases cariñosas, aforismos, recuerdos o inspiraciones). Aunque actualmente los veamos en prosa, tradicionalmente los epitafios estaban escritos en verso.

Además de frases célebres, el epitafio suele incluir el nombre del fallecido, su edad y la fecha de muerte. Existe una amplísima variedad de epitafios, que van desde las clásicas frases de “Descanse en paz” o “No te olvidamos”, hasta las originales, como “Amigos míos: pensad que duermo”.

Características de un epitafio

Los epitafios para tumbas, por regla general, están escritos en prosa. Podrán contener todo tipo de frases, incluyendo las más célebres de renombrados artistas, escritores o filósofos, o alguna frase personal dicha por el difunto en vida que le defina a la perfección.

La elección del epitafio podrán hacerla tanto los familiares o amigos del fallecido, como el propio difunto en sus “últimas voluntades”.

Los epitafios para tumbas cortos en cuanto a extensión suelen estar considerados como los mejores, ya que, al ser una frase corta o limitada en palabras es más fácil de recordar. Corto, fácil y didáctico son las características que debe reunir un buen epitafio.

A lo largo de la historia, los epitafios y su sentido han ido variando en función de las costumbres y de las religiones. El pueblo romano, por ejemplo, era extremadamente cuidadoso en redactar los epitafios de los sepulcros.

Cómo se esculpe el epitafio y cuánto se tarda

El esculpido de un epitafio y las horas de trabajo van a depender de la extensión del mismo y de la técnica que se utilice para la obra. No será lo mismo grabar a mano y con la técnica de chorro de arena a presión sobre la lápida, que incrustar con láser una fotografía o imagen personalizada. El fabricante o marmolista será el encargado de, según el trabajo de epitafios para tumbas a realizar, decirle un tiempo estimado.

Como regla general, los epitafios para lápidas de difuntos suelen estar listos entre una y cuatro semanas desde que se realiza el encargo. Todo dependerá de la extensión del mensaje y de la técnica empleada.

Si quieres iniciar un proceso de elaboración de dedicatorias para lápidas de difuntos de algún familiar o amigo fallecido, puedes solicitarlo a la funeraria encargada de la incineración o del entierro, o contactar directamente con un fabricante de lápidas.

Desde Flores Tanatorio agradecemos tu visita y esperamos haberte ayudado en tu duda.