Seleccionar página

Un dolmen es una construcción megalítica que consiste en varios ortostatos o losas clavados de forma vertical en la tierra y una o varias losas apoyadas en posición horizontal sobre ellos a modo de cubierta. Se cree que son obras de origen funerario, por eso queremos hablarte de ellas.

Qué es un dolmen y cómo se creaban

El conjunto de un dolmen se encuentra habitualmente rodeado de piedras o tierra de sujeción que cubre las losas verticales en parte, formando un túmulo o colina artificial que se distingue como una marca funeraria.

Estas estructuras se construyeron durante el Calcolítico y el Neolítico en Asia, África y Europa. Dentro del continente europeo, es la franja atlántica donde se levanta el mayor número de dólmenes, contándose por miles.

Cuál era la función de los dólmenes

La función que los historiadores atribuyen a los dólmenes de una forma mayoritaria es la de sepulcro colectivo, aunque también existen teorías que los consideran como formas en la que las tribus prehistóricas reclamaban un territorio y reforzaban la identidad del grupo.

Cuántos tipos de dólmenes existen

Existen diferentes tipos de dólmenes. Los modelos más sencillos están formados por dos piedras verticales con una horizontal encima. Habitualmente se acompañaban por otras piedras de gran tamaño en los alrededores.

Cuando se le añade un pasillo conector con el exterior al dolmen, este recibe el nombre de tumba de corredor. La cámara puede estar levantada con grandes losas u ortostatos mediante una cúpula falsa de lajas de piedra o excavada en la roca.

Otro tipo de dolmen es la galería, en la que la cámara no se diferencia del corredor, contando en ocasiones con pilares. Este tipo de tumba megalítica sirvió de modelo para las posteriores columnas de los templos.

Conoce cuáles son los principales dólmenes que existen en España

España cuenta con un gran número de dólmenes, algunos de los cuales no han recibido históricamente la protección que estos monumentos prehistóricos se merecen. Por ejemplo, el Dolmen de Guadalperal quedó bajo las aguas tras la apertura del pantano de Valdecañas en el año 1963.

A continuación te mostramos algunos de los dólmenes más significativos de España que aún puedes visitar.

La Chabola de la Hechicera, Elvillar (Álava)

Dolmen descubierto en el año 1935. Su cámara describe una figura poligonal formada por nueve losas. La cámara cuenta con cinco losas, además de las del cierre.

Se cree que fue una construcción funeraria, pues, en diferentes excavaciones, se han encontrado numerosos objetos como aros, hachas y trozos de cerámica, además de algunos restos humanos.

Cueva de Daina, Romanyá de la Selva (Gerona)

Declarado Monumento Nacional en el año 1931, este dolmen de granito fue construido entre el 2700 y el 2200 antes de Cristo.

Un crómlech con forma de anillo formado por unas enormes piedras de granito protege el recinto megalítico. Sus medidas son de 1,5 metros de alto, 1,7 metros de ancho y 7,6 metros de largo.

Su rectangular cámara funeraria se encuentra separada de la galería por tres piezas, que forman la puerta de entrada.

Otros dólmenes de gran interés que puedes visitar en España son el Dolmen del Mellizo, en Cáceres, y el Dolmen de Tella, en Huesca, entre otros. Visitar estos impresionantes testimonios de la Edad de Piedra es todo un privilegio y una maravillosa forma de conocer el pasado, para entender mejor nuestro presente y la forma de afrontar los diferentes ritos funerarios.

Esperamos os haya resultado interesante toda esta historia sobre las flores para tanatorios.