Seleccionar página

Qué es el rigor mortis

Cuando una persona o cualquier otro ser vivo fallece, se produce una condición conocida como rigor mortis, cuyo significado es rigidez de la muerte. Este proceso ocurre aproximadamente entre las 3 o 4 horas de la muerte, y alcanza su pico máximo a las 12 horas. Veamos con más detalle qué es el rigor mortis y por qué se produce esta situación.

Qué es el rigor mortis

El rigor mortis es un fenómeno que aparece después de la muerte y aparece por modificaciones químicas en los músculos, lo que hace que estos se contraigan. Además de rigidez, esta situación provoca inflexibilidad en las extremidades y dificultad para mover el cadáver.

El rigor mortis empezará a desaparecer de manera gradual, justo en el momento en el que los músculos empiecen a descomponerse. A partir de las 72 horas, el organismo pierde todas sus funciones biológicas y el cuerpo empieza a corromperse.

Por qué se produce

El rigor mortis, como ya hemos mencionado anteriormente, se origina por un proceso químico que se produce en el organismo. Cuando el corazón deja de latir después de fallecer, la sangre no puede llegar al resto del organismo, por lo que tampoco podrá recibir muchas sustancias esenciales.

En ese momento, las células musculares dejarán de trabajar de forma aeróbica, y seguirán funcionando de forma únicamente anaeróbica. Es entonces cuando empieza a formarse un exceso de ácido láctico, mientras que la actina y la miosina, dos proteínas que sirven para la contracción muscular, dejan de actuar y las fibras musculares se quedan inmóviles.

Fases del rigor mortis

El rigor mortis consta de diferentes etapas, que son las siguientes: instauración, estado y resolución. Veamos con más detalle qué ocurre en el organismo en cada una de ellas.

Fase de instauración

Esta fase comienza al mismo tiempo que se produce la rigidez del cadáver, es decir, a las 3 horas aproximadamente del fallecimiento, y puede durar hasta 19 horas. Es en esta fase en la que el rigor mortis alcanza su máxima intensidad.

Fase de estado

Esta segunda fase puede durar hasta 12 horas, y a diferencia de la fase anterior, en esta etapa no se puede vencer la rigidez del cadáver sin provocarle daños.

Fase de resolución

Después de 36 horas desde el deceso, llega la fase de resolución, en la que la rigidez es fácil de vencer si se aplica la fuerza, y si se consigue con éxito, la rigidez cadavérica no volverá a aparecer.

 

En definitiva, el rigor mortis es un proceso natural y bastante más común de lo que parece, que puede ofrecer mucha información sobre la muerte a los forenses, ya que analizando el cadáver se puede estimar el momento del fallecimiento.

Sabemos que sobrellevar la pérdida de un ser querido siempre es duro, sobre todo cuando no hemos podido despedirnos como nos hubiese gustado. Por eso, una buena forma de superar el duelo es visitar la tumba y llevar algunas flores para honrar a esa persona que ya no está.