Seleccionar página

Perder a un ser querido es un golpe duro del que toda persona necesita recuperarse. Además de ser necesarios para reponerse psicológicamente y para arreglar todo el papeleo que conlleva la defunción de una persona, cualquier trabajador tiene derecho a un permiso por fallecimiento de familiar, es decir, ausentarse durante unos de días de su puesto de trabajo sin necesidad de hacer uso de vacaciones o de días propios.

Qué es el permiso por fallecimiento y cuándo puedes solicitarlo

Si por desgracia has experimentado de cerca la muerte de un ser querido, habrás podido comprobar que por derecho te corresponde días de permiso por fallecimiento, tal y como lo recoge el artículo 37.3 del Estatuto de los Trabajadores. Son días que están pensados para que puedas organizar todo el papeleo correspondiente, estar cerca de tus familiares y cómo no, intentar reporte anímicamente lo mejor posible.

En cuanto a la solicitud de estos días de permiso en caso de fallecimiento de un familiar, estos van a empezar a contar desde el mismo día en los que se produce el fallecimiento de la persona. Por tanto, podemos encontrarnos ante estos dos supuestos:

  • Fallecimiento de la persona durante tu jornada de trabajo: el cómputo de los días de permiso por fallecimiento de un familiar comienza desde ese mismo momento. El trabajador va a poder ausentarse de su puesto desde el momento en el que conozca la noticia.
  • Fallecimiento de la persona una vez finalizada tu jornada de trabajo: si la defunción se produce una vez terminada la jornada, el cómputo de los días de permiso comienzan al día siguiente.

Cuántos días de permiso por fallecimiento me corresponden

El número de días de los que un trabajador va a poder disfrutar van a depender de su grado de consanguinidad con el fallecido.

  • Parientes hasta el segundo grado de consanguinidad (familiares directos) o afinidad (familiares políticos): corresponden dos días. Este permiso se podrá solicitar por fallecimiento de padres, hijos, cónyuges, suegros (familiares de primer grado) y hermanos, cuñados, nietos y abuelos (familiares de segundo grado). Se excluyen tíos y primos, ya que pertenecen al tercer y cuarto grado de consanguinidad, respectivamente. Tampoco se contempla este permiso por fallecimiento de la pareja de hecho.
  • Por motivos de desplazamiento a otra ciudad o país: el trabajador tendrá derecho a disfrutar de cuatro días de permiso cuando sea necesario desplazarse a otra ciudad o país.

Cómo solicitarlos 

Para solicitar, por ejemplo, los dos días por fallecimiento de tu abuelo correspondientes, el trabajador debe comunicarlo a la empresa cuanto antes y por escrito (e-mail, fax, carta…) para dejar constancia de la solicitud, haciendo referencia a la fecha en la que se producen los hechos. De esta forma, la empresa está informada de que la ausencia del trabajador de su puesto de trabajo queda totalmente justificada, y no puede negarse a tal solicitud.

Aunque no suele ser muy común, dependiendo de la empresa, puede que también se requiera al trabajador la presentación del certificado de defunción e incluso, del libro de familia.

Los días de permiso por fallecimiento de un familiar son un derecho laboral que tenemos todos. Sus peculiaridades dependen del grado de consanguinidad con el difunto y del lugar donde se resida, pero una empresa no puede negarse a concederlos.

Desde flores tantatorio esperamos haberte ayudado sobre este tema.