Seleccionar página

Contenidos

El día 1 de noviembre es conocido en España, y en muchos otros países, como el Día de Todos los Santos, una festividad de origen religioso que tiene como tradición popular acudir a visitar a los difuntos y rendir homenaje a todos los santos que han existido a lo largo de la historia. Y también mantiene la costumbre de regalar flores. Por eso, en este post queremos explicar cuál es la flor de los muertos en España.

En nuestro país, el acto de acudir a visitar a los difuntos en este día tan especial mantiene una estrecha relación con la tradición de honrar a los muertos con flores, las cuáles se depositan sobre las lápidas. Si necesitas enviar Flores para tanatorio San Isidro o Floristería tanatorio M30 puedes contar con nuestro experiencia de más de 40 años.

Aunque cada persona puede elegir las flores que más les representan, sea por el motivo que sea, a continuación mostramos 5 tipos de flores diferentes muy utilizadas en esta ocasión.

¿Cómo se llama la flor de los difuntos?

Un tipo de flor que se puede considerar como la flor de los muertos en España por excelencia es el crisantemo. Uno de los motivos, además de por su belleza y delicadeza, es porque su floración tiene lugar justo en esta época, por lo que cuentan con un aspecto natural y fresco durante esta festividad.

Su origen es asiático, pero hoy en día está extendida por prácticamente todo el mundo y cuenta con numerosas variedades. Sus inflorescencias son tan diversas que ofrecen la posibilidad de elegir entre un amplio y variado surtido de formas y colores. 

Los crisantemos más habituales suelen ser los amarillos y los blancos. 

En la antigüedad, las flores se llevaban a los cementerios con el objetivo de enmascarar el mal olor que emitían los cadáveres en descomposición mientras estaban siendo velados. Hoy en día, la simbología de llevar flores al cementerio se debe a fines decorativos exclusivamente. 

Por qué el crisantemo es la flor de los muertos en España

El crisantemo es una flor que representa muchos valores en función del país en el que nos encontremos: en España representa la muerte, en EE.UU. la alegría, en China la sabiduría y en México es una declaración de amor, entre otros. 

La cultura oriental le aporta un significado dotado de mucho más positivismo, como veremos a continuación. 

En los tiempos de la dinastía C’in, en el siglo III a.C., la situación de China estaba marcada por las continuas guerras feudales. El noble Tan-Son gobernaba una región del sur de la cuál fue derrocado y obligado a huir hacia las tierras del norte. 

Durante su huida, contempló en pleno otoño una flor que desafiaba el duro clima del norte. Este hecho supuso una verdadera revelación para él, quien se dio cuenta de las señales que nos manda la naturaleza. Esa flor que luchaba por sobrevivir frente a unas condiciones climáticas tan adversas representaba la esperanza. 

En ese momento, el noble recuperó su valor y confianza, abandonando por completo sus sueños de alcanzar el poder y dedicándose plenamente a escribir poemas inspirados en la flor que le enseñó que la vida siempre se abre paso. 

Esta flor pasó de China a Corea y sobre el año 313 d.C. llegó a Japón, donde se convirtió en la flor imperial por su aspecto similar al del sol. En el año 1189 se grabó un crisantemo en la espalda del Emperador de Japón como símbolo de inmortalidad, y desde ese momento todo se adorna con crisantemos. 

La introducción del crisantemo en Occidente se debe a Pierre Blancard, un capitán de la marina mercante francesa. En uno de sus viajes a Extremo Oriente trajo a Europa tres crisantemos, de los cuáles solo uno prosperó, consiguiendo una bonita plantación de flores exóticas. Un día le regaló un ramo de estas flores a la emperatriz Josefina, quien la nombró como ‘flor de oro’. 

De esta forma, el crisantemo se ha convertido en la flor de los muertos en España y en muchos otros países. Hoy en día compramos margaritas blancas, amarillas o de cualquier otro color en ramos de flores o macetas, ignorando por completo que también son crisantemos.

¿Por qué llevar flores el Día de Todos Los Santos?

Esta es una forma de honrar a las personas que han partido, quienes solamente quedan nuestros recuerdos y deseamos que sigan presentes en nuestros corazones así como nuestros recuerdos. Si bien es algo simbólico, también, se tiene la creencia que llevar flores a los muertos en día de todos los santos, es tenerlos aún más cerca en el plano “astral”.

¿Cómo se llama el Día de Muertos en España?

Este día se celebra el día 1 de noviembre, y se conoce como día de todos los santos. Además, es preciso señalar que es conocido de esta manera en gran parte del mundo, salvo en América del norte, donde en países como México, es conocido como el día de los muertos.

Las cuatro flores más típicas del Día de Todos los Santos

A pesar de que el crisantemo es considerada la flor de los muertos en España por excelencia, hay otros tipos de flores que también son muy comunes en esta festividad y que están íntimamente relacionadas con los valores de la muerte. 

  1. El gladiolo se utiliza tanto en los entierros como en el día de Todos los Santos para honrar a los muertos. Su simbología está muy atada a la memoria, al recuerdo y a la presencia de los que ya no están entre nosotros. 
  2. El clavel es una flor que cuenta con una relación muy estrecha con la simbología católica. Se utiliza mucho en esta festividad, pero también en otras ocasiones, ya que su color y su olor son muy significativos. 
  3. La rosa es una de las flores más típicas y comunes de cualquier evento. Son un clásico que no pasa desapercibido, ni por su aroma ni por sus colores. Se ha convertido en una opción muy acertada tanto para regalar como para honrar la memoria de los que nos han dejado. 
  4. La cala es otra de las flores ideales para llevar al cementerio. Es elegante y representa la pureza más absoluta. 

Ahora ya sabes cuál es la flor de los muertos en España y cuál es su historia, además de otros tipos de flores muy comunes y habituales en esta festividad.

¿Dónde nace la tradición de llevar flores a los muertos?

La tradición de llevar flores a los muertos tiene raíces antiguas y se ha practicado en diferentes culturas y religiones alrededor del mundo. Se cree que esta costumbre se originó en la antigüedad como una forma de honrar y rendir homenaje a los difuntos. Las flores siempre han sido relacionadas con el amor y el respeto, por lo que se hizo muy común regalarlas.

Su contexto histórico se cree que proviene de la antigua Roma, sin embargo, otros expertos señalan que el dar flores a los muertos era una tradición asiática de cientos de años atrás.

Antes de irte, este artículo podría ser de tu interés: Día de todos los santos: usos y costumbres de un día señalado

En nuestra Floristería Flores Tanatorio contamos con todo tipo de flores para confeccionar los arreglos florales para difuntos más exclusivos y personalizados. 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar