Seleccionar página

La tanatofobia es una de las fobias más habituales que sufren las personas, pero que sin embargo, muchos desconocen. Aunque pueda parecerlo, no es fobia a entrar en un tanatorio, sino que este concepto va un poco más allá…

¿Qué es la tanatofobia?

La tanatofobia es el miedo a la muerte.

Como te comentamos al inicio del artículo, el miedo a la muerte es algo extendido y lamentablemente habitual entre la población, debido a que es algo desconocido. Es decir, sólo sabemos que desaparecemos, pero no a dónde vamos o qué pasa después… Por ello, este miedo puede convertirse en una fuente de sufrimiento constante para muchas personas. Y ahí es dónde entra el concepto de tanatofobia, que a su vez proviene de thánatos (muerte) y phobos (miedo).

La tanatofobia es considerada como un miedo persistente a la vez de irracional a morir y que se puede extender a otros aspectos, como los cementerios, los ataúdes, hospitales, al ver coronas funerarias, ramos funerarios…

En muchos casos se relaciona con la necrofobia (miedo a las cosas muertas), aunque no son lo mismo.

¿Cómo saber si se padece tanatofobia?

Estos son algunos de los principales síntomas de la tanatofobia:

  • Pensamientos obsesivos sobre la muerte
  • Querer evitar todo lo relacionado muerte
  • Estado de ánimo depresivo
  • Problemas para dormir por pensar en la muerte
  • Angustia, ansiedad o ataques de pánico

De entre los principales síntomas también se encuentra la preocupación constante con respecto a morir o bien a perder a un familiar en un futuro próximo. Concretamente, es una de las manifestaciones más habituales entre las personas que padecen esta fobia y no son conscientes.

Aunque ten en cuenta que, si te da miedo la muerte pero eso no te dificulta el hecho de llevar una vida normal, podrías no padecer este trastorno.

Causas de la tanatofobia

La tanatofobia puede surgir de la nada o bien estar asociada a experiencias personales traumáticas, duelos no resueltos, tabúes sociales… Son muchas las causas que pueden hacer que, una persona desarrolle sin darse cuenta o sin ser plenamente consciente esta fobia.

¿Cómo se trata la tanatofobia?

La tanatofobia tiene cura. Puede llevarse a cabo por medio de una terapia cognitivo-conductual en la que se aplican distintas técnicas para que esta fobia desaparezca y que la muerte deje de ser una obsesión.

¿Qué consecuencias puede tener el padecer tanatofobia?

La principal consecuencia es la dificultad de poder llevar una vida normal. Porque hay personas que padecen tanatofobia que incluso, en los casos más intensos, evitan salir de casa para evitar enfrentarse a la posibilidad de morir.

Asimismo, quienes padecen esta fobia tienen problemas para ir a tanatorios, funerales, hospitales y a veces incluso floristerías, porque algunas flores les recuerdan a las coronas funerarias de los cementerios y lo pasan realmente mal.

La buena noticia es, que como bien te contamos, la tanatofobia pese a que existe tiene cura y puede tratarse. Así que esperamos que si es tu caso logres enfrentarte a ella. Pero es muy importante que conozcas y tengas presente su significado.