Seleccionar página

Cuando un ser querido nos deja, es habitual rendirle homenaje. Y es ahí dónde entra el término del obituario, que a menudo se confunde con el significado de esquela pero no, no significan lo mismo.

Obituario: qué es

Cuando se le rinde homenaje al difunto es posible hacerlo a través de mensajes en esquelas y en obituarios. Y es que a pesar de que este término es menos empleado, el obituario es una necrología o necrológica; una noticia sobre la persona que ha fallecido. El objetivo es homenajear la vida del difunto destacando sus logros profesionales y personales.

La palabra como tal deriva de la latina “obitus” (fallecido), de la cual “obituarius” es relativa a los muertos.

Los obituarios pueden publicarse en medios de comunicación escritos, digitales, redes sociales o en libros parroquiales. Y, en muchos casos, son redactados por la persona fallecida en vida.

En Internet es posible encontrar muchos ejemplos de obituarios para conocer mejor el significado. Por lo que con una rápida búsqueda puedes saber con mayor exactitud en qué consisten.

Cómo escribir un obituario

En el caso de que quieras aprender a escribir un obituario para rendir homenaje a un ser querido, ten en cuenta que va a ser un proceso doloroso. Si estás preparado/a para asumirlo, que sepas que generalmente consta de 5 partes:

  • Anuncio de la fecha de fallecimiento
  • Información biográfica del fallecido
  • Información de los parientes más cercanos
  • El horario de la ceremonia
  • Las contribuciones

Una vez claro lo anterior, estos son los 4 pasos a seguir para escribir un obituario:

  • Lee otros obituarios: salvo que no sea la primera vez que lo haces, es normal tener dudas sobre qué hay que poner o por dónde empezar. Por eso te recomendamos que antes de nada leas todos los obituarios que puedas a modo de ejemplo; para tener una idea de cómo escribir tu obituario.
  • Escribe información básica sobre la persona fallecida: no podrá faltar información como el primer y segundo nombre, la edad, la fecha de nacimiento, la residencia, el nombre de la pareja, y cuando y en dónde se llevará a cabo el funeral. Así como información vinculada.
  • Escribe la información adicional: aquí es dónde deberás detallar todo en cuanto a los hitos de la persona fallecida en vida, todo lo que ha hecho, sus pasiones, lo que más amaba, sus aficiones… destacar lo mejor.
  • Finaliza e imprime un obituario: es habitual que las imprentas cobren por pulgada, por lo que deberás preguntar cuántas palabras tiene una pulgada. También deberás conocer de antemano la fecha de entrega, fecha en la que será impreso, si quieres que se haga en una imprenta especial, etc.

Siguiendo estos pasos conseguirás redactar con éxito un obituario. Ten en cuenta que lo que más importan son los pequeños detalles, lo sincero, lo que sale de dentro… por lo que solo tendrás que dejarte llevar a la hora de redactarlo y quedará precioso. Inspírate y tómate tu tiempo.

Esperamos haberte aclarado el significado de obituario y, cualquier duda, puedes preguntarnos.