Seleccionar página

En el momento tan difícil y triste que supone la pérdida de un familiar, nuestra atención está centrada en atravesar nuestro duelo y en padecer nuestras emociones. No encontrar las palabras ni las ganas para comunicar todo el proceso que conlleva un fallecimiento, ni afrontar las fuerzas para reunir a la familia, o simplemente ese no saber cómo anunciar un funeral, ni por dónde empezar, es la consecuencia lógica del trance de la marcha de nuestro ser querido. Por eso te ofrecemos un poco de ayuda para que ese momento sea algo más tranquilo.

Cómo comunicar el fallecimiento de un ser querido

En el momento del anuncio del funeral, debes tener claro que no importa la forma en la se desarrolle este momento: ya estás siendo una persona fuerte y valiente.

Comunicar una muerte conlleva ya un doble dolor: primero, el que uno mismo está soportando; y, segundo, el dolor que sientes al ver la reacción del otro. Recuerda que no eres causante de las consecuencias emocionales de la persona a la que comuniques la muerte de un ser querido.

No hay unas pautas, no hay un protocolo en un anuncio de fallecimiento. Solo debes actuar con la calma que puedas, con empatía, hacer lo que sientas: espera, observa, abraza si surge. Déjale su espacio si así lo notas. Ofrece gestos de cariño y comprensión. En ocasiones, nos perdemos en frases preparadas, manidas y poco cercanas, que no hacen más que enfriar la situación y ahondar en el sentimiento de lejanía y soledad.

Consejos para anunciar un funeral

Una vez que has pasado el trance de la comunicación de la muerte, te encuentras ahora en la situación de comunicar el funeral que tendrá lugar. Existen una serie de formas prácticas que te ayudarán a hacerlo:

  1. Directamente: dirígete a la persona y anuncia el día y la hora en la que tendrá lugar el funeral. Puede ser por teléfono o por otro medio.
  2. Mediante una carta de anuncio de fallecimiento: con pocas palabras y de forma breve, escribe los datos del fallecido y la información del funeral. Hoy se pueden generar plantillas y enviarlas vía online o mediante aplicaciones telefónicas con los datos del funeral a los destinatarios.
  3. Mediante un medio público: se trata de un escrito breve y conciso que comunica el fallecimiento y los datos del funeral, y se publican en medios como periódicos o incluso la televisión.

Si va a oficiarse una misa en memoria del difunto (religiosa o civil), también puedes usar estas formas de comunicación para realizar el aviso de misa del funeral. No olvides tener en cuenta que el espacio donde se va a realizar sea lo suficientemente amplio para que la gente que asista se sienta cómoda, así como la hora, intentando elegir una que se adapte en lo posible a todos los que tengan deseos de acudir a la despedida.

 

Todo este proceso de cómo anunciar un funeral parece presentarse inabarcable y cuesta arriba, así que rodéate de gente en la que confíes y que te ayude. Y sobre todo, rodéate del olor y la paz que te transmiten las flores, eligiendo un hermoso arreglo floral que acompañe a tu ser querido. Como secreto: coge una de esas flores para ti, llévala contigo en todo este proceso y sigue tu camino, sin más expectativas. Deja que vaya pasando, y todo pasará.