Seleccionar página

Camuflado entre las tapias de los cementerios y los largos pasillos de nichos de cemento y hormigón, se esconde una mezcla de materiales tóxicos cuyo brutal impacto medioambiental está destruyendo el planeta. También se traslada a los crematorios, con altos niveles de contaminación que ahogan los espacios que habitamos sin darnos cuenta. Por eso debemos cambiar el chip, como nuestros vecinos anglosajones, y apostar por el cementerio biodegradable: progreso, avance y naturaleza al alcance de nuestras ciudades.

Qué es un cementerio biodegradable

Un cementerio biodegradable es el que contribuye al cuidado y respeto del planeta mediante técnicas no contaminantes. Abarca desde el momento del funeral hasta el cementerio en sí:

  • Desde el momento del funeral, se tomará en cuenta la responsabilidad con el medioambiente, mediante el uso de materiales 100% biodegradables: urnas, ataúdes de madera sostenible o incineraciones solares. Así se tendrán como resultado entierros ecológicos desde el primer momento del proceso y la toma en contacto con el fallecido.
  • En el cementerio ecológico tomado como lugar, creando un entorno paisajista donde la intervención del hombre sea mínima y solo se dirija a realizar los cuidados de la tierra y los jardines creados en torno al enterramiento.

¿Hay cementerios ecológicos en España?

Por desgracia, en España, la legislación obliga a un entierro inmediato y para un funeral ecológico o natural es necesario más tiempo de preparación. No así, tenemos una primera toma de contacto con un cementerio ecológico en España, el Cementerio Comarcal de Roques Blanques, que destaca por sus nichos verdes: unos amplios jardines cubiertos por especies de hierbas aromáticas, y que alejan la sensación encajonada y oscura del vertical entramado repetitivo de hormigón.

Actualmente, también tenemos a nuestro alcance las urnas bio, un servicio que ofrecen las funerarias orgánicas: además de contener las cenizas, están hechas de materiales orgánicos o reciclados que se descomponen de manera natural en la tierra o en el agua.

Aunque no sean cementerios ecológicos per se, existen servicios ecológicos en algunos cementerios de nuestro país, que incluyen lugares como bosques de la calma, árboles familiares o fuentes de reposo.

Características para ser considerado un cementerio natural

Para que podamos calificar un cementerio como cementerio natural o cementerio ecológico, debe tener una serie de características:

  • Los cuerpos se entierran directamente en la tierra, envueltos en un sudario o, de usar ataúdes, estos deben ser de material biodegradable.
  • No se colocan losas de hormigón ni otro material que no respete el medioambiente.
  • El cuerpo se descompone de una forma natural, sin uso de químicos o sustancias tóxicas.
  • No se construyen estatuas de piedra o grandes monumentos funerarios.

Cuáles son las ventajas de un cementerio biodegradable

Varias son las ventajas que avalan el cementerio biodegradable como el cementerio del futuro:

  • Tiene cero impacto en el medioambiente.
  • No usan pesticidas ni conservantes.
  • Fomenta el crecimiento de las especies autóctonas.
  • Favorece el ciclo ecológico de la tierra con la colocación del cuerpo directamente en el suelo o mínimamente preparado.
  • Elimina gastos de losas, esculturas o grabados en materiales como mármol. 

Como ves, un cementerio biodegradable es una alternativa responsable y comprometida con la salud de nuestro entorno. Es un gesto que refuerza la idea de volver a nuestros orígenes más primitivos, a estar en contacto directo con la tierra. Una forma natural de descomponernos y seguir formando parte de ella, de ser polvo, ser semilla y convertirnos en árboles y plantas que den oxígeno a nuestro planeta. Respira.